Pasos a seguir en tu primer proyecto como redactor(a) freelance

Decirle a tus padres, abuelos, o básicamente a cualquier persona que haya nacido antes de los 80’s que serás redactor freelance, es como decirles que vivirás una vida a base de pan y café compartiendo habitación con seis personas y cuatro gatos. Es muy probable que les lleve tiempo adaptarse a la idea de que no tendrás un contrato ‘fijo’ (aunque siendo sinceros, hoy en día un contrato indefinido no significa nada). Pero si a eso le sumamos que trabajarás a distancia con una compañía con oficinas en la otra punta del mundo… apocalipsis. 

giphy (22)

 

Algunos países, como España y Estados Unidos, tienen asociaciones dedicadas a proteger y respaldar a los trabajadores autónomos. Pero incluso con las facilidades que hay para resolver tus dudas laborales, es normal que cuando logras tener tu primer proyecto como redactor freelance estés super emocionado y con mil dudas sobre cómo trabajar. 

Durante el tiempo que he estado trabajando como autónoma, me he dado cuenta de que hay una serie de pasos que tienes que seguir para que el proyecto salga a pedir de boca. Antes de cerrar un trato con cualquier cliente es INDISPENSABLE que se marquen unos límites antes de empezar.

giphy (11)

 Por ejemplo

1. ¿Qué es lo que cubrirá la cuota del proyecto? Tiene que quedar claro cuantas modificaciones se le harán al texto si al cliente no le gusta el trabajo final. En caso de que siga sin gustarle tu redacción, tendrás que saber si el cliente tendrá que pagar una cuota extra por realizar más modificaciones. También tendrías que preguntar si hará falta añadir imágenes. Y preguntarte si tendrás que hacer una investigación a fondo o es un tema con el que estás familiarizado. Todo esto influye en el precio final. 

2. Tendrás que negociar si tienes que enviar el esbozo del texto y/o periódicamente entregar avances del mismo (sobre todo si es un proyecto largo)

3. El cliente tendrá que darte unas pautas a seguir, si no lo hace, asegúrate de que conteste una serie de preguntas

 

Información sobre el proyecto

Cuando los límites estén marcados, y las dos partes estén de acuerdo con el precio y tipo de texto, tendrás que obtener toda la información posible sobre el proyecto. Para conseguirlo, puedes hacer las siguientes preguntas:

1.  ¿A quién va dirigido este texto ?

2. ¿En dónde se va a publicar? De esto dependerá el tipo de narración que se haga

3. ¿Sera un texto formal o informal?

4. ¿Qué quiere conseguir con el texto?

5. ¿Tendrás que incluir estadísticas o estudios publicados? Si es así, tendrás que adjuntar una lista con los links de las páginas que se han utilizado para investigar

6. ¿Habrá que incluir enlaces específicos  para promocionar algún producto?

7. ¿Cuál será la extensión del texto?

8. ¡Super importante! Que no se te olvide preguntar en qué formato tienes que enviar el texto

 

Cambios de opinión

Algunas veces, incluso cuando hayas hecho estas preguntas, el cliente cambiará de opinión cuando le entregues el texto. Da mucha rabia, pero pasa más de lo que piensas.

giphy (23)

 

Para evitarte disgustos, lo mejor es incluir un precio por modificaciones. Dependiendo del proyecto, yo incluyo de dos a tres modificaciones en el precio, y luego ofrezco un precio por X modificaciones extras. Rara vez llegan a pagar más modificaciones. Si al principio estableciste estos límites, el cliente sabrá que tiene que darte toda la información sobre lo que quiere antes de que vuelvas a hacer otra modificación.

Esto no solo te ahorrará tiempo (y dinero), sino que también le beneficiará al cliente, ya que no tendrá que estar pendiente de ese texto por mucho tiempo y lo podrá publicar en la fecha prevista.

¡Espero que estos pasos te ayuden a ahorrar tiempo y dinero en tu primer proyecto!

giphy (12)